Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

EL NIÑO QUE ENCONTRÓ A SU DIOS

Imagen
EL NIÑO QUE ENCONTRÓ A SU DIOS



En la visión de Plácido, siempre persiguiendo y dando caza a las criaturas más bellas en sus formas, y en su esencia quizás. Persiguiendo, cazando esa belleza, esa perfección que él tanto ansiaba para sí, le habló Dios en su forma más ancestral, la más primigenia y más pura, la forma del ciervo en quien Cernunnos tanto amaba encarnar.
Sobre su cabeza la Luz que otorgaba a aquellos que le miraban de frente y reconocían a la divinidad que moraba en ellos.

Al quedar absorto por el cuadro,  pregunté y mi guía me susurró con esa dulzura del que sabe hablar cuando es el momento necesario para despertar las señales.


Plácido representa que en su tránsito te transfirió un tesoro muy valioso (que comprendería pasados los años cargados de todo tipo de pruebas): la renuncia de uno mismo. Cuando por fin bajas del caballo, que simboliza las pasiones, y te postras ante el majestuoso ciervo encristado sobre su cabeza, en su plena majestad, y en su propio territorio natural…

LA DAMA DE SEDA

Imagen
NOCHES DE ROSAS Y DE JAZMINES Tortosa Marzo 1304



   La silueta del hombre desnudo, erguido frente a la ventana, quedaba ensombrencida por el resplandor azulado de la fría alborada. A sus pies, el Ebro, con sus mugidos de toro bravo, estremecía las tinieblas de la noche agonizante.

   - No puedo dilatar más mi estancia, amor mío; debo partir hacia Valencia.

"Acabó tu sueño, desgraciada" -pensé aterrada.

   El rugido del río en su huida hacia el mar amortiguaba los latigazos de mi corazón. Bandadas de buitres comenzaban a danzar en corro sobre mi propio espectro.

   - No sé qué daría por quedarme para siempre aquí contigo, pero es imposible.

   Su voz apenas llegaba hasta mí, poema de ausencia, como si la vergüenza de su propia villanía le impidiese atravesar el muro de su dorso. Frente a él la mole oscura de Monte Caro, negra como mi propio miedo.

   - Créeme: mi mayor anhelo sería observar tu cara y tu sonrisa cada mañana al despertar. Amarte. Recorrer tu cuerpo. Poseer el tiempo su…

LA FUENTE DEL PAPA LUNA

Imagen
LA FUENTE DEL PAPA LUNA
La fuente del Papa Luna, el Papa Benedicto XIII, se halla en la Catedral de Tortosa, siendo una donación personal, reconvertida en Pila Bautismal.


Este verdadero monumento, datado en el siglo XV, que resistió todas las barbaries humanas de auto-desprecio y de destrucción (no sólo hacia sus semejantes sino también hacia sí mismo), es una pieza de una notable carga esotérica y mistérica.
Ubicada en la Capilla del Baptisterio, la primera de la derecha según se entra por la puerta central de la Catedral. 


Su base es del jaspe único que sólo se puede encontrar en las canteras de Tortosa. Jaspe que los romanos escamparon por todo su imperio como piedra ornamental apreciada por su excepcional colorido rojizo, al que denominaron brocatello
Jaspe desde el ámbar hasta rojo-granate cristalizado... Recordemos que esta piedra por su fuerza recuerda la conexión con la Tierra y se puede relacionar perfectamente con el primer chakra, el de la base, el pilar, el depósito de la kun…

DRAGONES EN EL TEMPLO

Imagen
DRAGONES EN EL TEMPLO
DRAGONES EN EL TEMPLO
En lo más alto y sobre los puntos secretos, escondidas a simple vista están las señales que nos hablan de un Ritual ancentral, perdido en la noche de los tiempos...
Una tradición perdida, un contacto entre dimensiones, una Comunión por siglos olvidada...

Guardianes de unos conocimientos ya olvidados, desconocidos para el común de los mortales...
Sólo los Altos Iniciados, los Inmortales, conocen esta sabiduría oculta. Oculta para ser mostrada en el día escogido a través del Iniciado de este tiempo.
Los Dragones guardan y custodian el Templo y sus secretos para cuando llegue el tiempo...
Las señales nos indican que ese tiempo está llegando...
Todo está preparado, las piezas del puzzle van encajando... Las pruebas se van superando, el Ritual de Inicio ya empezó...
El momento se dará cuando, a petición del Maestro, el Iniciado pronuncie las palabras del Libro de las palabras nunca pronunciadas...Libro escondido en las entrañas del Templo...
Mientras tanto…

LA DAMA DE SEDA

Imagen
LA DAMA DE SEDA, Soledad Beltrán (fragmento primero)

- Amor. Me demostraron amor, gran ternura y una enorme comprensión.
- "¿Qué ha sido de tus sueños, de tus aspiraciones, de tus sacrificios ? -me había dicho tía Garsenda, acurrucada junto a las brasas del hogar-. ¿Es que no ha valido para nada tu experiencia y los conocimientos adquiridos ni la libertad, cosas que jamás pudieses imaginar obtenerlos en nuestra villa ? Mírate ahí, en la penumbra, encogida como un ovillo, convertida en un guiñapo. ¿Vas a terminar así, tú, la que se reveló contra el futuro ceniciento de las mujeres ? ¿La que había dado sentimiento a mi propia vida y había vengado mis sufrimientos ? ¿Dónde está mi Berenguela ? ¿Bajo qué losa sepulcral se ha ocultado su espectro ? ¡Ya los grajos y los buitres husmean tu aliento cadavérico ! Sobrina, no dejes que tu vida se convierta en un mar de lágrimas de cristal helado.

LA CATEDRAL DE TORTOSA, TEMPLO INICIÁTICO ?

Imagen
LA CATEDRAL DE TORTOSA, TEMPLO INICIÁTICO ?
Coincidiendo con la "apertura" de la fachada de la Catedral de Tortosa, con el derribo de las casas, último bastión de la fachada fluvial al río Ebro, quiero observar una correlación de señales a otras aperturas....


Antes, la fachada sólo se veía desde abajo o de lado. Ahora la fachada está libre de las casas que tapaban la luz directa del Sol en su ocaso.
Ahora la fachada muestra su verdadera faz, desnuda, luminosa....
Ahora la luz del Sol en su ocaso, en su poniente, puede penetrar hasta lo más profundo del templo, hasta iluminar el altar mayor, donde está para recibirla Nostra Señora de la Estrella.
Es de especial relevancia este hecho.... nunca hasta ahora, desde su construcción, ocurría tal maravilloso efecto.
Para señalar aun más este acontecimiento, el día de Nostra Señora de la Cinta, patrona de la ciudad de Tortosa, descubrimos marcada en la piedra, la Semilla de la Flor de la Vida. Allí estaba casi desapercibida, regada por pri…